Loading...

¿Negro es mejor?

Siempre asociamos el ajo con algo maloliente pero a la vez muy sano. Cada uno sabe que un diente de ajo pequeño contiene un antibiótico natural que tiene propiedades antibacterianas o antivirales. Al mismo tiempo, tiene una fragancia que rechaza a algunos y es un elemento indispensable de las prácticas culinarias para otros. ¿Sabes que también hay ajo negro? ¿Crees que es una variedad de ajo tradicional o un resultado de algún proceso?

czarny czosnek

El ajo negro es un producto saludable conocido ya en la antigua Asia, que actualmente está experimentando un renacimiento. No es ninguna variedad especial, sino el ajo más común, que ha cambiado sus propiedades durante el proceso de envejecimiento. Este proceso es duradero y requiere condiciones de temperatura específicas con humedad adecuada. Después de aproximadamente 6-8 semanas de almacenamiento a temperatura elevada (40-90°C) y humedad (60-90%), sin usar microorganismos ni productos químicos, el ajo cambia. El resultado de este proceso es una reacción de ennegrecimiento no enzimática, que fue descrita en 1912 por el químico francés Louis Maillard (una serie de reacciones químicas que ocurren con mayor frecuencia bajo la influencia del calor, entre aminoácidos y azúcares reductores). Para complicar las cosas, la alicina se transforma en compuestos antioxidantes solubles en agua, como S-alilo Cisteína, tetrahidro-β-carbolina y alcaloides biológicamente activos. El nivel de S-alilo Cisteína (SAC) suscita gran interés porque es más alto en el ajo negro que en el ajo blanco. Cuanto más largo es el tiempo de envejecimiento, más aumenta el contenido de SAC.

Ahora, cuando ya sabemos como se hace, vale la pena responder a la pregunta si el proceso tan duradero merece la pena. ¿Las propiedades del ajo negro compensan el tiempo necesario para hacerlo? Claro que sí! Además de las propiedades culinarias o nutricionales, el “efecto negro del proceso de envejecimiento” tiene una sorprendente cantidad de aplicaciones que tienen un efecto positivo en nuestra salud. Influye, entre otros, en el sistema inmune, el sistema circulatorio y nuestra digestión. Combate los radicales libres, la obesidad, protege el hígado, inhibe el cáncer, silencia las alergias y es un antibiótico natural. Se puede decir que comer ajo fresco también tiene tales efectos. Así es, pero la versión negra tiene un contenido mucho mayor de alicina, aminoácidos y antioxidantes, así como los compuestos sobre los que mencionamos arriba. Esto hace que el ajo negro sea único. Por lo tanto, su popularidad crece día a día.

La pregunta es, ¿qué dispositivo permitirá cumplir con todos los parámetros necesarios para la producción de ajo negro? Las cámaras climáticas producidas por Pol-Eko-Aparatura serán perfectas. Las cámaras climáticas son un grupo de dispositivos termostáticos que permiten controlar tanto la temperatura como la humedad, es decir, todo lo que es necesario en el proceso de producción de ajo negro. Considerando el tipo de las muestras dentro de la cámara, POL-EKO tiene en su oferta tanto las cámaras con un humidificador ultrasónico como de vapor. Una ventaja importante de las cámaras climáticas es el nuevo controlador Smart PRO que simplifica aún más el control del dispositivo. Otra ventaja es también el software LabDesk que permite controlar el dispositivo de forma remota desde, por ejemplo, un ordenador. El proceso de producción del ajo negro a largo plazo se ejecutará sin molestias y con un control total, por lo que podemos estar seguros de que recibiremos un producto completo hecho en condiciones ideales. ¡Buen provecho!

Categories: Bez kategorii